La desesperada búsqueda de Lucas, el pequeño que desapareció mientra su madrastra dormía

En las últimas semanas varios han sido los casos que dejan al descubierto los descuidos de varias madres que terminan por ocasionar el extravío de sus pequeños. Pero el caso de Lucas Hernández no tiene precedentes, el menor fue visto por última vez el sábado 19 de febrero, aproximadamente a las 15:00, en su habitación, informa la policía.

De acuerdo con reportes, el niño se encontraba al cuidado de su madrastra de 26 años de edad, cuya identidad permanece en anonimato. El diario Daily Mail publica que la mujer perdió de vista a Hernández para tomar un baño y dormir.

Tres horas después, cuando la mujer despertó, “Lucas se había ido y la puerta de atrás estaba abierta”, detalla el medio.

El niño vive con su padre desde los seis meses de edad en una residencia localizada al sur de Edgemoor, en Wichita, Kansas. De acuerdo con KSN-TV, la madre biológica perdió la custodia de Lucas cuando éste tenía seis meses de edad.

“Es el niño más dulce, amable, inteligente y dulce”, declaró el papá a la televisora.

“Nunca ha sido del tipo que escaparía sin pedir permiso”.

Oficiales y perros registraron la casa donde desapareció el menor, el vecindario y un parque cercano de 874 metros cuadrados, sin embargo, hasta el momento no se ha publicado información sobre su ubicación.

Tampoco se cuenta con evidencia de que haya sido secuestrado, razón por la que no se ha emitido una Alerta Amber para intentar localizarlo.

Medios locales recogen que la policía de Wichita está trabajando en conjunto con el FBI para encontrar al niño.

En un anuncio de “desaparecido”, autoridades informan que Lucas tiene el cabello y los ojos castaños, mide aproximadamente 1.20 metros de alto y pesa 27 kilos.

También se detalla que vestía una playera gris con un oso, pantalones negros y calcetines blancos al momento de su desaparición.

Kristin Edson, una prima de la madrastra de Lucas, dijo a KWCH que su familiar y el padre del menor están angustiados.

“Están muy angustiados y preocupados por su seguridad”, declaró la mujer.

“Está frío afuera. No sabemos dónde está él”.

Sin embargo, otros parientes se mostraron preocupados por el bienestar del niño en el pasado.

Sally Rasmussen, la tía abuela de Lucas, y Jeannie Houchin, la bisabuela, dijeron a The Wichita Eagleque habían contactado al Departamento de Niños y Familias de Kansas anteriormente porque la familia del menor tenía problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *