Historia de un niño de la calle que adoptó a un perrito

Muchos piensan que adoptaron a un perro, cuando en realidad fue él quien los eligió para alegrarles la vida y convertirse en su mejor amigo y compañero. Ellos son muy inteligentes y saben cuando una persona los necesita, así que se disponen a llenar su vida con luz.

Como el lindo Badgi, un perrito mestizo que vagaba por las calles de Quezón, en Filipinas. Sabía que tenía una misión especial y que solo era cuestión de tiempo para que la descubriera.

Encontró su verdadero propósito

niño sin hogar adopta perr

No pasó mucho tiempo cuando apareció en su vida un hermoso niño llamado Rommel Quemenales, de 11 años de edad. En cuanto lo conoció su corazón dio un enorme vuelco y entendió que debía pasar el resto de sus días a su lado.

El destino los unió

niño sin hogar adopta perro

Rommel no tenía un hogar que ofrecerle, pero sí un inmenso cariño y el calor de su cuerpo en las frías noches. Eso no le importó a Bagdi, quien ofreció su amor incondicional al pequeño.

Les gusta vivir aventuras nuevas

niño sin hogar adopta perro

Algunas veces han pasado hambre, pero no importa porque están juntos. También suele acompañar a su nuevo amo hasta San José del Monte (Bulacan) para que visite a su hermana mayor, pero eso solo ocurre cuando tienen suficiente dinero.

Tienen muchas cosas por hacer juntos

niño sin hogar adopta perro

Y es que los padres de Rommel se separaron cuando él era muy pequeño, por lo que terminó viviendo en las calles y trabajando para poder comprar algo de alimento. Esta situación lo obligó a dejar la escuela cuando cursaba el segundo grado, pero algunas veces Badgi escucha a su humano decir que desea regresar y estudiar.

Todos se sorprenden de su inmenso amor

niño sin hogar adopta perro

Un día una señora llamada María Kabs iba pasando por donde ellos suelen ir a dormir. Se sorprendió mucho cuando vio al pequeño abrazando a su mejor y más fiel amigo, así que sacó su cámara y tomó algunas fotos.

Un amigo de verdad te quiere tal co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *