Estas personas tratan de vender sus espejos y terminan ridiculizados

Si tienes que vender un espejo, no lo hagas. No va a salir bien.

No lo sabíamos hasta que alguien lo hizo evidente. Vender un espejo es más complicado que cualquier otro objeto existente en el mundo. ¿Cómo sabemos qué sirve? Simple, porque cumple con su función de reflejar. Justamente, lo más difícil para capturar y atraer a los compradores.

Gracias a un hilo de Twitter, quedó manifiesto que los vendedores de espejos sufren intensamente tratando de retratar sus posesiones, convirtiéndose en todo un tema de análisis, pero más que nada, de risa.

1. Me da miedo imaginar la historia detrás de estos espejos de auto

2. El pie fotógrafo

3. El vendedor fantasma

4. Casi…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *