Escuela en Japón exige a sus estudiantes uniformes Armani

Una escuela pública situada en el barrio de Ginza en Tokio (Japón) solicitó que lo padres de familia compraran el uniforme completo de sus hijos de la firma italiana Georgio Armani.

Desde luego esto causó gran inconformidad debido a que es una escuela pública y muchos no tienen los recursos necesarios para pagar tanto dinero en uniformes de la marca de lujo.

De acuerdo con el medio local de Tokio NHK, los uniformes que la escuela había solicitado con anterioridad tienen un costo de 3 mil 400 pesos aproximadamente y los 14 mil es una exageración y un gasto innecesario.

El director de la escuela, Toshitsugu Wada, expuso en una carta a los padres de familia que la institución educativa busca unificar el estilo, sin embargo, no indicaba el costo del uniforme, sin embargo, cerca de la primaria se encuentra una tienda Armani y algunos padres fueron a preguntar sobre el precio y este les pareció exagerado.

Inmediatamente  esta decisión dio la vuelta al mundo y es que hasta el ministro de finanzas, Taro Aso, señaló que los precios eran muy elevados para una escuela de primaria pública y sería muy grave hacer que los mismos corran con ese gasto; inclusive el ministro de educación, Yoshimasa Hayashi, consideró que tal medida se debió tomar en conjunto con los padres de familia y no ser solo una imposición.

Ante la polémica y que los padres de familia solicitaron la intervención del gobierno, el director de la escuela primaria emitió un comunicado en la página oficial de la institución en donde aceptó las críticas mencionando lo siguiente:

“Con toda humildad, acepto las críticas de que la información ha sido insuficiente y no estuvo bien sincronizada, pero hablaré con los interesados”, expuso.

El uniforme consta de una chaqueta, pantalón o falda, camisa o blusa y un sombrero; y en la nueva propuesta incluye el chaleco, el suéter, los calcetines y hasta una mochila.

Actualmente este caso se encuentra en el Parlamento nipón, y el Gobierno ha dicho que intervendrá, pues los padres de familia saben que es una exageración ya que el salario promedio en Japón ronda en los 2 mil 800 dólares mensuales aproximadamente y aunado a ello, temen que sus hijos tengan una idea errónea sobre el uso del dinero y que ahora crean que si es caro es bueno y si es barato será malo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *