8 Famosas que se casaron con tipos normales y no se equivocaron

Los romances entre celebridades dejaron de ser algo sorprendente desde hace mucho tiempo, pero las actrices y modelos famosas no siempre eligen a los maridos de uno de los nominados para el Óscar. Muy a menudo, sus medias naranjas son personas que no aspiran a la fama o a la popularidad, sin embargo, se convierten en buenos maridos y padres amorosos.

Hoy contaremos algunas historias de amor con un final feliz en las que estas exitosas y mundialmente famosas bellezas optaron por los hombres comunes.

1. Cindy Crawford y Rande Gerber

Rande y Cindy se conocieron durante el rodaje de un comercial de ropa interior: el joven también probó suerte en el negocio del modelaje. Entre ellos comenzó un romance y, aunque la relación en aquel momento no funcionó, se mantuvo una gran amistad.

Un tiempo después, Cindy se casó con el apuesto actor Richard Gere, pero el actor no estaba dispuesto a tener hijos. El matrimonio se vino abajo. Luego, en la vida de la supermodelo volvió a aparecer Rande: se encontraron de nuevo, y pronto, la misma Cindy le propuso matrimonio a su elegido. La pareja ha estado felizmente casada desde hace 20 años y cría a dos niños con la misma apariencia deslumbrante que sus padres: su hija Kaia y su hijo Presley. La supermodelo aconseja a todas las chicas a empezar una relación con amistad: “La pasión va y viene, tiene sus altibajos, pero si te sientes realmente bien con una persona, entonces no encontrarás una base más sólida para mantener relaciones excelentes”.

Por cierto, Randé no aguantó mucho tiempo en el negocio del espectáculo: tuvo bastante éxito en la apertura de clubes y restaurantes, y ahora, junto con Cindy y el actor George Clooney, desarrolla su propia marca de tequila.

2. Reese Witherspoon y Jim Toth

El primer matrimonio de la actriz no fue muy feliz: su esposo, el actor Ryan Phillippe, estaba celoso del éxito y la popularidad de su esposa. Después del divorcio, Reese se quedó con sus dos hijos. Pronto, la actriz intentó construir una relación con otro actor famoso, Jake Gyllenhaal, pero tampoco funcionó. Como la actriz admitió más tarde, ya se estaba desesperando por encontrar su amor.

Pero la relación con el agente artístico Jim Thoth cambió su vida. El joven también trabajaba en la industria del cine: dirigía su agencia, pero para él, mucho más importante que una carrera era el deseo de tener una familia e hijos. Jim ayuda a Reese a balancear las tareas domésticas y su carrera de actriz, y siempre disfruta sinceramente del éxito de su esposa. Ya llevan 7 años juntos: crían a los hijos de Reese de su primer matrimonio y a su hijo común.

3. Keira Knightley y James Righton

Las relaciones anteriores de Knightley estuvieron vinculadas principalmente con producciones cinematográficas y colegas de la industria del cine, pero nunca terminaron en matrimonio. Mientras tanto, un encuentro casual en una fiesta con el tecladista de la banda británica Klaxons inesperadamente tuvo un final feliz. Es gracioso, pero Keira ni siquiera sospechaba de la existencia de este grupo. James, por supuesto, conocía bien a la conocida actriz de Hollywood. Resultó que tenían mucho en común: amor por el fútbol y largas caminatas, una pasión por el arte.

James tomó rápidamente la iniciativa en sus manos: la propuesta de matrimonio fue una sorpresa para la actriz, pero dijo “sí”, y la pareja celebró una boda modesta. La actriz se casó con un vestido de su guardarropa, y a la celebración asistieron solo 11 personas cercanas a la pareja. No les gusta aparecer a menudo en público, ni tampoco llevan cuentas en las redes sociales, disfrutan del confort familiar y crían a su hija llamada Edie.

4. Julianne Moore y Bart Freundlich

Happy Valentine’s Day to my one and only. @freundlich96 ❤️

A post shared by Julianne Moore (@juliannemoore) on

Julianne conoció a su futuro esposo durante el rodaje de una película: Bart filmaba su primera película, Volviendo a casa, protagonizada por Moore. En aquel momento, ella ya era una actriz famosa, mientras que Freundlich recién comenzaba su carrera. El romance en el trabajo era algo impropio para los dos, además, la diferencia de 9 años de edad jugó su papel fundamental: no podían decidir si estar juntos o no.

Pero pronto, la actriz quedó embarazada y todas las preguntas desaparecieron por sí mismas. Desde entonces, la pareja no se ha separado: ya llevan 22 años de casados, crían a su hijo y a su hija juntos y merecen ser una de las parejas más fuertes de Hollywood.

5. Natalie Portman y Benjamin Millepied

El rodaje de Cisne Negro no fue nada fácil para Portman: tuvo que dedicar mucho tiempo a aprender ballet, y debido a las condiciones difíciles de rodaje con las escenas emocionalmente cargadas, la actriz perdió peso y estaba agotada mental y físicamente. Natalie entrenó bajo la dirección del jefe coreógrafo Benjamin Millepied: se llevaron bien enseguida y comenzaron a salir.

La pareja celebró una boda secreta, y ya a la entrega de los premios Óscar, la actriz llegó con su marido estando embarazada. Ese día, ella ganó la estatuilla por su trabajo en Cisne negro. Natalie decidió dejar su querida Nueva York por su marido; actualmente, la pareja vive en París con sus dos hijos, donde Benjamin dirige la compañía de ballet de la Ópera de París.

6. Jessica Alba y Cash Warren

#4thofjulyweekend🇺🇸💥🇺🇸

A post shared by Jessica Alba (@jessicaalba) on

La actriz conoció a su futuro esposo en 2004 durante la filmación de la película Los cuatro fantásticos: Mientras Jessica era una de las estrellas del filme, Cash Warren trabajaba como humilde asistente de productor. Nunca pensó que la famosa chica se fijaría en él, pero su relación se inició rápidamente y la pareja pronto comenzó a salir. Ella asegura que había química entre ellos, y la falta de estatus de celebridad de su elegido nunca le importó.

En 2008, Jessica y Cash se casaron. La actriz y su marido tuvieron 3 hijos y casi ella casi ha desaparecido por completo del cine, dedicando la mayoría de su tiempo a su familia. Cash ya no es solo un ayudante regular, en la actualidad trabaja como productor de películas documentales.

7. Julia Roberts y Danny Moder

La dueña de la sonrisa más hermosa de Hollywood tuvo romances con varios hombres famosos, pero se casó con un operador modesto llamado Danny Moder. Se conocieron en el set de la película La Mexicana, donde Julia, por cierto, actuaba junto a Brad Pitt. La pareja ha estado junta desde hace 18 años; su unión es uno de los matrimonios más fuertes de Hollywood. Juntos crían a sus tres hijos. “Con Danny me siento segura, es completamente desinteresado, amoroso y afectuoso”, dice la actriz.

8. Anne Hathaway y Adam Shulman

Cuando se conocieron, Anne ya era una actriz famosa y exitosa, y Adam era un actor desconocido y un neoyorquino común y corriente. Se conocieron en una fiesta de amigos comunes: en ese momento, la actriz estaba estresada por su ruptura con Rafaello Follieri, quien resultó ser un estafador y fue sentenciado a prisión. Anne y Adam rápidamente encontraron un lenguaje común y comenzaron a pasar cada vez más tiempo juntos, la desigualdad de estatus social de ninguna manera afectó la relación de esta pareja.

Después de dos años de relación, Anne se mudó al modesto apartamento de Adam en Brooklyn, y pronto, el joven le propuso matrimonio y le regaló un anillo de su propio diseño. Casi inmediatamente después de conocerse, Adam dejó su carrera en el cine y comenzó a diseñar joyas, lo que ha hecho con éxito hasta el día de hoy. La pareja se casó en 2012 y tienen un hijo llamado Jonathan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *