6 tipos de verdades incómodas que no puedes ocultarle a tu familia

Mentimos a las personas más cercanas no porque no las respetemos, sino porque estamos tratando de protegerlos. Sin embargo, hay varios tipos de verdades que deben ser contadas, porque el silencio en esas situaciones puede causar grandes problemas.

Analizamos los consejos de los psicólogos e hizo una lista de cosas incómodas (desde molestias pequeñas hasta problemas graves), que de todas formas deben ser contadas a un ser querido.

1. El olor desagradable

Si una persona huele mal, otros la tratarán con desdén, pero nadie le hará saber acerca de su problema. Entonces, ese sujeto puede sufrir por muchos meses, e incluso, años, sin saber por qué la gente a su alrededor se siente incómoda con él.

Si te diste cuenta de que tu ser querido tiene mal aliento o, tal vez, huele a sudor, debes decirle delicadamente eso, dándole una oportunidad de solucionar el problema y devolver la simpatía de los demás.

2. El exceso de peso

Si tu ser querido está aumentando de peso rápidamente, puede deberse a una alimentación inadecuada o a una enfermedad. De cualquier modo, puede que por un tiempo no se dé cuenta (o lo niegue).

No tienes que bromear sobre su situación o criticarlo, pero hay que comunicar tus observaciones con cuidado. Para no parecer brusco, puedes hablar de su problema diciendo: “Los dos comenzamos a aumentar de peso, vamos a tratar de averiguar por qué”.

3. Gastos excesivos

Por supuesto, cada uno de nosotros es libre de decidir en qué gastar el dinero. Sin embargo, las personas casadas tienen obligaciones, y si uno de los cónyuges gasta todo su sueldo en sus propios caprichos, y el otro no lo puede aceptar, hay que plantear esa cuestión.

Los psicólogos recomiendan compartir las responsabilidades financieras y discutir todos los grandes gastos juntos. El silencio en esos casos puede ser una de las razones de problemas posteriores.

4. Intereses diferentes

Cuando la gente se acerca, ya sea para formar una nueva amistad o una relación romántica, a menudo muestran un interés exagerado por las aficiones de otra persona, tratando de compartir todos sus pasatiempos. Eso es algo bastante natural.

Pero cuando la relación se vuelve más fuerte, es necesario abrirse gradualmente ante tu ser querido, mostrando tus preferencias verdaderas. De lo contrario, corres el riesgo de vivir una vida que no es tuya, dedicando todo tu tiempo a cosas que realmente no te interesan.

5. Sin hijos

Todos tenemos nuestros propios planes para la vida, y no es grave no coincidir con la opinión de la gente cercana sobre nuestro futuro. Sin embargo, será más honesto hablar de inmediato sobre nuestras prioridades para que nadie tenga falsas esperanzas.

Si tus padres requieren que te cases cuanto antes, y no estás listo para una vida familiar, cuéntaselo a ellos. No lo aceptarán de inmediato, pero finalmente aceptarán tu posición. Si tu pareja quiere tener un hijo y tú no estás preparada para eso, será correcto que se lo cuentes inmediatamente.

6. Fin del amor

Otra verdad que tarde o temprano tendrás que revelar a tu pareja. Es cierto que muchas personas viven sin amor, basando su unión en mutuo afecto y respeto. Tal vez, también tengas que elegir ese futuro para ti.

Pero si no es tu caso, no hay que demorarse en decirle a una persona que tus sentimientos cambiaron. Si pospones la charla, sabiendo que sí o sí vas a dejar a tu pareja actual, simplemente pierdes tu tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *