6 datos sobre los irlandeses que a los extranjeros les cuesta comprender

¿Qué es lo primero que imaginas cuando alguien te dice “Irlanda”? ¿Muchas cervezas, gente alegre pelirroja, duendes y hojas de trébol? Hoy, desmentiremos muchos de los estereotipos que existen sobre ese país, y trataremos de verlo desde otra perspectiva. Por ejemplo, te contaremos que no hay tantas personas con el cabello rojo en ese lugar, y que los irlandeses no son los que más consumen cerveza Guinness de Dublín. ¿Listo para aprender datos inesperados? ¡Vamos!

6. Drácula tiene raíces irlandesas

Mucha gente sabe que el prototipo de la novela “Drácula”, de Bram Stoker, es un hombre real, Vlad III Tepes (Vlad Drăculea) (más conocido como Vlad el Empalador, príncipe de Valaquia (territorio de la actual Rumania)), que vivió en el siglo XV. Sin embargo, algunos historiadores estiman que Stocker (que nació y creció en Dublín), se inspiró para crear la imagen del famoso chupasangre en el folclore irlandés.

Según una leyenda, Abhartach era un jefe de un destacamento de soldados que ostentaba una estatura baja y era muy pálido. Aterrorizaba a sus súbditos, y ellos le temían y lo consideraban un hechicero. Un día, la paciencia de estos se acabó y pidieron a un guerrero cercano que matara a su amo.

El guerrero mató al hechicero dos veces, pero cada vez, este se levantaba de la tumba exigiendo de sus súbditos infieles un tributo en forma de una copa llena de sangre de esta gente. Abhartach no retornó a la vida solo cuando el guerrero siguió el consejo de un druida y primero cortó a este hechicero la cabeza con una espada de fresno, y luego, lo enterró con los pies hacia arriba, colocando sobre la tumba una enorme roca.

5. La reina de los piratas

Granuaile, o Grace O’Malley, hija de un líder de un clan, era una rebelde irlandesa y una tormenta de los mares del norte. Vivió en el siglo XVI, y tras la muerte de su padre, superó a su hermano en una batalla justa para ocupar el lugar del líder de dicho grupo. Se dedicaba a la piratería, manejaba la espada a la perfección, luchaba ocupando la primera línea del frente junto a los hombres, era valiente y atrevida, de una naturaleza apasionada y, al mismo tiempo, una estratega considerada. Además, poseía dotes para la política.

Según una de las leyendas, al día siguiente de dar a luz, la valiente Grace ya estaba involucrada en una pelea en el mar contra piratas argelinos, inspirando a su pueblo al decir que “dar a luz era peor que combatir”.

4. Irlanda es el segundo país del mundo que más consume té

Las estadísticas precisan que los turcos son más aficionados al té que todos los demás países, y los irlandeses les siguen, ocupando el segundo puesto. Es digno mencionar que el Reino Unido ocupa el tercer lugar y no el primero, como muchos piensan.

3. El Día de San Patricio

El día de San Patricio (St Patrick´s Day) se celebra el 17 de marzo, y es una festividad en Irlanda, Irlanda del Norte y la provincia canadiense de Terranova y Labrador. En Canadá, está patrocinada por la marca de cerveza Guinness.

En Dublín, y en muchas otras ciudades de Irlanda, se realizan festivales, desfiles y, por supuesto, fiestas de cerveza en todos los bares del país. En la imagen que viene a continuación, se puede estimar el alcance de la preparación para la celebración en uno de los pubs de ese lugar.

El símbolo de esta fiesta es el trébol de tres hojas, la bandera irlandesa y los duendes. Este día se suele optar por llevar ropa verde. En la ciudad estadounidense de Chicago, en el día de San Patricio, incluso se tiñe el río de ese color, para combinar con la celebración. El espectáculo resulta, realmente, impresionante.

También se celebra el Día de San Patricio en muchos otros países del mundo. Las festividades tienen un alcance particularmente amplio en el Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Argentina, Australia y Nueva Zelanda.

2. En Nigeria, se vende más cerveza Guinness que en Irlanda

Un dato sorprendente: de los 150 países en el mundo donde se vende la cerveza irlandesa Guinness, Nigeria es el líder, tanto en su consumo como en su volumen de producción. Por lo tanto, resulta que allí se bebe más que en la mismísima Irlanda.

1. Filosofía irlandesa

La filosofía de vida de los irlandeses, y la actitud ante ella en general, es algo que los extranjeros deberían aprender. Esta es una de las sabidurías populares irlandesas:

“Solo hay dos cosas por las que debes preocuparte: si estás sano o enfermo.
Si estás sano, entonces no hay nada que temer, pero si estás enfermo, entonces solo hay dos cosas por las que debes preocuparte: o te recuperas o mueres.
Si recuperas la salud, ya no tienes que tener miedo, pero si te mueres, entonces solo hay dos cosas por las que debes preocuparte: irás al cielo o acabarás en el infierno.
Si vas al cielo, no tienes de qué preocuparte, y si vas al infierno, ¡caramba!, estarás tan ocupado saludando y dando apretones de manos a tus amigos que no tendrás tiempo de sentir temor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *