4 maneras de aumentar tu poder mental

¿Alguna vez estuviste en una situación en la que estabas tratando de recordar desesperadamente el nombre de alguien o un lugar pero no había manera?

Suelen decirnos que nuestra memoria empieza a fallar con la edad, así como otras funciones cognitivas, como el razonamiento.

Pero hay esperanza: el cerebro se puede reconfigurar.

Si quieres aumentar tu poder cerebral, prepárate para un entrenamiento mental con estos consejos y técnicas de la serie de la BBC «Cómo tener un mejor cerebro».

1. Haz ejercicio

Es verdad: nuestro cerebro crece a medida que practicamos ejercicio.

El ejercicio aumenta la sinapsis, crea más conexiones en el cerebro y ayuda a que se formen células extra.

Tener mejor salud cardiovascular también significa que llevas más oxígeno y eliminas toxinas.

Y si haces ejercicio al aire libre, mucho mejor. Tendrás el beneficio añadido de absorber más vitamina D.

Consejo: haz ejercicio mientras exploras un nuevo ambiente, una nueva forma de hacer cosas o compartir ideas con otra gente; de esta forma ayudarás a que las nuevas células formen un circuito.

Por ejemplo, si te gusta la horticultura, prueba a hacerlo en un huerto alquilado para que puedas hacer amigos mientras practicas, o únete a un grupo que tenga las mismas aficiones que tú en lugar de hacerlo solo.

Simplemente asegúrate de que lo pasas bien: el deseo de compartir es lo que ayuda a impulsar los efectos del ejercicio y la interacción social en el cerebro.

2. Memoriza en movimiento

Esta es una técnica respaldada por investigaciones y reconocida ampliamente por actores.

Si tratas de memorizar palabras e intentar aprender algo mientras te mueves, es más probable que la información se te quede.

Consejo: la próxima vez que tengas una presentación o un discurso que aprenderte, ¿por qué no pruebas a pasear mientras lo lees o incluso bailar para ayudar a tu cerebro a memorizarlo?

3. Come los alimentos adecuados

Alrededor del 20% de la ingesta de azúcar y de energía de tu cuerpo va directamente al cerebro, lo que provoca que la función cerebral dependa de los niveles de glucosa.

Si tus niveles de azúcar no están controlados, tu mente puede sentirse mucho más confusa. Comer alimentos que te gustan libera la dopamina química en el sistema de recompensa del cerebro, por eso sientes placer cuando los comes.

Pero además de alimentar las áreas de recompensa del cerebro, también tienes que alimentar tu panza.

De hecho, la barriga es normalmente llamada «el segundo cerebro». Una dieta saludable y variada ayuda a mantener esos microbios a un nivel adecuado y el cerebro saludable.

Consejo: las células cerebrales están formadas de grasas, así que es importante no eliminar la grasa de tu dieta. Ácidos grasos básicos de nueces, semillas, aguacates o pescado son buenos para el cerebro, junto al romero o la cúrcuma.

Y trata de disfrutar tus comidas junto a otros siempre que puedas: socializar afianza los efectos positivos de una dieta buena y saludable para tu cerebro.

4. Desconecta y escápate

Tener algo de estrés siempre es necesario porque nos ayuda a responder rápidamente en caso de emergencia: ayuda a producir cortisol, una hormona que nos hace tener energía en un breve lapso de tiempo y nos ayuda a centrarnos.

Pero la ansiedad prolongada y altos niveles de estrés incómodo son bastante tóxicos para el cerebro.

Por eso es clave que aprendamos a desconectar de vez en cuando, para permitir a esa parte del cerebro que descanse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *