¿Sabías por qué los hombres tienen erecciones por las mañanas?

La erección matutina, conocida médicamente como “tumescencia peneal nocturna”, no solo es un fenómeno fisiológico interesante, sino que también puede decirnos mucho sobre la función sexual de la persona.

Las erecciones nocturnas afectan a todos los hombres, incluso a los niños. Quizás te sorprenda saber que también sucede algo parecido entre el género femenino, aunque se trata de un fenómeno mucho menos discutido.

¿Qué origina una erección?

Cuando un hombre se excita sexualmente, el cerebro envía señales nerviosas al pene. Las señales provoca a una relajación de los músculos del pene, permitiendo que la sangre fluya dentro del tejido esponjoso del miembro.

La sangre se acumula en este tejido como el agua se acumula en una esponja. El pene se agranda y se vuelve más firme, como un globo inflado. Luego, las venas se cierran para evitar que la sangre salga del pene.

Este mismo mecanismo puede desencadenarse sin la intervención del cerebro. Una erección puede originarse a partir de una acto reflejo involuntario de la médula espinal. Estas dos formas de originar una erección explican por qué personas con la médula espinal dañada todavía pueden tener erecciones y por qué los se pueden tener erecciones involuntarias independientemente de que exista excitación sexual.

¿Por qué tenemos erecciones mientras dormimos?       

Las erecciones nocturnas ocurren durante las fases de sueño MOR (Movimientos Oculares Rápidos), fases en la que soñamos mientras dormimos. En ese momento, ciertas áreas del cerebro son activadas, incluyendo las áreas del cerebro responsables de estimular los nervios parasimpáticos, de suprimir los nervios simpáticos y produciendo serotonina.

El sueño se compone de varios ciclos de suelo, MOR y no MOR (profundo). Durante el sueño MOR hay un cambio en el sistema dominante que permanece activado. Pasamos de la estimulación simpática a la estimulación parasimpática.

Este cambio en el equilibrio provoca la erección. Es algo espontáneo que no requiere que estemos despiertos. Algunos hombres pueden experimentar erecciones nocturnas fuera de la fase MOR, especialmente hombres de edad avanzada, sin embargo, la razón de este fenómeno aún no está muy clara.

La razón por la que los hombres se despiertan con una erección podría estar relacionada con el hecho de que generalmente se despiertan durante un ciclo MOR.

Experimentar de forma frecuente erecciones matutinas también está relacionado con la testosterona, que suele mostrar unos niveles más altos durante la mañana. Curiosamente, no se ha demostrado que la testosterona tenga un gran impacto en las erecciones producidas por estímulos visuales o fantasías. Estas erecciones son predominantemente impulsadas por el “sistema de recompensa” del cerebro encargado de segregar dopamina.

Como se producen varios ciclos de sueño durante toda una noche, los hombre pueden tener hasta cinco erecciones, pudiendo durar cada una de estas 20 o 30 minutos. Este fenómeno depende en gran medida de la calidad del sueño, por lo que no es algo que pueda ocurrir a diario. El número y la calidad de las erecciones disminuyen gradualmente con la edad, aunque existen excepciones que apoya el bienestar sexual de muchos ancianos.

¿Cuál es el propósito?

Al perecer, se piensa que estas erecciones pueden ser parte de un mecanismo que alerta de que la vejiga está llena, por eso normalmente la erección desaparece después de la correspondiente visita al baño. Lo más probable es que la sensación de la vejiga llena estimule los nervios que van a la médula y esta responda generando una erección (un reflejo medular). Esto podría explicar por qué la erección finaliza después de orinar.

Después de realizarse diversos estudios, aún no se puede afirmar con certeza si las erecciones matutinas contribuyen a la salud del pene. Se estima que el incremento de oxígeno en el pene que se ocurre durante la noche puede ser beneficioso para el bienestar de los tejidos musculares que componen el pene.

¿Qué ocurre si no tienes erecciones nocturnas?

La pérdida de erecciones nocturnas puede ser un buen indicador de enfermedades  que afectan a la función eréctil. Un ejemplo lo tenemos en los diabéticos, donde la falta de erecciones matutinas podría estar asociada a una disfunción eréctil debido al pobre abastecimiento de sangre del pene. En este caso, existe una respuesta pobre a los mensajes enviados desde el cerebro durante el sueño.

Se cree que las erecciones nocturnas pueden ser utilizadas como indicadores de la capacidad anatómica para tener una erección, ya que estas ocurren independientemente de los factores psicológicos que nos pueden afectar cuando estamos despiertos. Sin embargo, algunos estudios sugieren que trastornos mentales como la depresión pueden afectar a las erecciones nocturnas. Sin embargo, la ausencia de estas no implica necesariamente que suframos alguna enfermedad o que tengamos bajos niveles de testosterona.

Por otro lado, la frecuencia con la que tenemos erecciones nocturnas y la calidad de los mismos aumenten ligeramente en aquellos hombres que toman medicamentos para tratar la disfunción eréctil como la Viagra.

Entonces, ¿amanecer con una erección es buena noticia?

Mientras que algunos hombres dan buen uso a sus erecciones nocturnas, otros muchos no se encuentran excitados y pueden encontrarla más bien una molestia, sobre todo si duermen boca abajo.

Desde que una buena salud cardíaca se asocia con la capacidad de tener erecciones, la presencia de erecciones nocturnas generalmente se acepta como una buena noticia. Mantener un estilo de vida saludable es importante para evitar e incluso revertir la disfunción eréctil, así que es importante comer de manera saludable, mantener un peso saludable, hacer ejercicio y evitar el tabaco y el alcohol.

Con información de: rolloid.net

Si te gustó... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter


¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS VISTO? COMPARTE TUS COMENTARIOS


Top