¿Cómo saber si sufres del “Complejo de Wendy”?

El “Complejo de Wendy” es más común de lo que parece y es muy probable que lo padezcas sin haberte dado cuenta o conozcas a alguien con esas características.

Haz la prueba y pregúntale a una mujer cuántos hijos tiene. Es posible que responda que tiene tres: sus dos pequeños y su marido. Es decir, ella ve y trata a su pareja como un hijo más.

¿Eso qué significa?, que le hace absolutamente todo y está convencida de que al hacer esto, tiene asegurado el afecto y amor de su pareja.

Para que nos identifiquemos mejor con el asunto, les dejo algunas de las cosas que suele hacer una mujer que trata a su pareja como un hijo:

  • Le empaca la maleta todo el tiempo, por lo que él no tiene idea de cómo se hace y qué lleva una maleta.
  • Le recuerda sus citas, para que jamás se le olviden.
  • La comida siempre está caliente cuando él llega del trabajo, independientemente de si ella estuvo trabajando también o tuvo un día pesado con sus hijos en casa.
  • Le corta las uñas de los pies.
  • Le elige la ropa que se va a poner y se convierte en su asesora de moda.
  • Le escoge el perfume.
  • Lo ayuda a bañarse.
  • Le recuerda cuándo debe tomarse sus medicamentos (pone alarmas en su celular para que no se le olvide).
  • Se encarga de los arreglos de una casa en la que él parece ser ajeno.
  • Siente pesar porque él llega agotado a la casa, así que trata de no molestarlo mucho.

Pero además, hay otras conductas que dan señas de una esposa-mamá de su pareja:

  • Tienen una necesidad imperiosa de cuidarlo.
  • Está completa y absolutamente dedicada a sus necesidades como si él fuese incapaz de cargar con ellas.
  • Según el psicólogo Juan Antonio Barrera es una mujer “solucionadora” de conflictos que vive junto a un hombre a quien le gusta la comodidad.
  • Siente que sin ella, él no sería capaz de vivir y hacerse sus cosas (eso la angustia).
  • Evita que su pareja se moleste, así que hace todo lo posible por evitar conflictos.
  • Cuando no lo logra, se siente muy culpable.
  • Lo trata como un niño más.
  • Es regañona y da cantaleta.
  • Es insegura y tiene mucho miedo de quedarse sola.

Por qué nos volvemos “Wendy”

De acuerdo con el psicólogo Jonathan Olivera, una mujer trata a su pareja como un hijo, porque en su crianza aprendió eso: “muchas lo hacen porque en casa se vieron en la necesidad de ser la “madre” de sus hermanos, y esto las lleva a elaborar un amor más de estilo maternal. De igual manera, la forma de expresar el amor observada en la madre es adoptada y reproducida una vez adulta”, explica.

Para Olivera, tener el Complejo de Wendy es súper dañino para una relación de pareja: “una mujer que juega al papel de madre, terminará por ser una mujer poco deseada. Ningún hombre desea a mamá en la cama, todo hombre sueña con una mujer”.

 

Si te gustó... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter


¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS VISTO? COMPARTE TUS COMENTARIOS


Top