¿Perdonarías una infidelidad? Algunas cosas que debes tomar en cuenta

Siempre que nuestra confianza es traicionada y que se derrumban nuestros escenarios ideales, es inevitable el sufrimiento. No podemos escapar a ello, si no lo sentimos así, quizá no estábamos tan involucrados emocionalmente como creímos.

Sin embargo, luego de una traición, no siempre la separación es la decisión lógica. Para muchos matrimonios esto es solo una de las tantas cosas a superar en el reto diario que es estar casados, y ello es tan válido como optar por no seguir al lado de esa persona.

Pero muchas veces pasa que, aunque deseamos insistir en nuestra relación, no tenemos en claro cómo actuar para lidiar con el engaño, al tiempo que le damos una nueva oportunidad a nuestra pareja. Lo primero para superar una traición de este tipo, es ser consciente de que no quieres perder a esa persona.

Las razones por las cuales deseamos conservar la relación, es cosa de cada quien, pero si tienes claro que alejarse no es opción, entonces todo lo demás cobrará sentido. A continuación comparto contigo algunos consejos que quizá sean útiles para ti:

Primero que nada, perdonar no es olvidar: Si crees que tienes que olvidar para perdonar, te tengo una mala noticia: eso no va a suceder. Perdonar es no guardar rencor, es renunciar a castigar a esa persona que nos agravió por su falta, es dar una nueva oportunidad.

Todo lo que sucede en una relación, para bien y para mal, es cosa de dos, y atañe a los dos. Así que si quieres salvar la relación, también te toca a ti hacer lo necesario para que esa persona se mantenga a tu lado.

Guarda el luto necesario: Una vez que te enteras que la persona amada tuvo una relación con alguien más, es casi imposible que al minuto siguiente estés dispuesta a intimar. Ante esto lo mejor es ir despacio, reconocer que su relación sufrió una fractura y que es necesario tiempo y mucho cuidadoso amor para que sane.

No se trata de dejar de verse, sino de acercarse a través de la comunicación, la empatía, los detalles, y cuando finalmente lleguen al momento de estar juntos nuevamente, enfócate en ti, en tu cuerpo y tus sensaciones. Suena egoísta tal vez, pero si te pones a pensar en ella o él, seguramente tendrás dudas y desconfianza, y no podrás disfrutarlo.

Conquístense mutuamente: La verdad es que la mayoría de las veces aceptamos ser infieles porque sentimos que la otra persona no muestra aprecio por nosotros. Así que, lo mejor para no darle oportunidad a extraños, es conquistar día a día a nuestra pareja, y dejarte conquistar, siempre, como la primera vez.

Gánate su confianza: Lo peor a lo que se enfrenta una relación después de una infidelidad es a la desconfianza mutua. La persona que engañó miente sobre cualquier cosa con tal de no dar lugar a que su pareja se imagine escenarios. Por su parte, la persona engañada quiere tener acceso a todo, en su afán de no sentirse vulnerable a una nueva traición. Ambos deben recordar que la confianza se gana: si quieres que tu pareja te sea honesta, entonces no armes una pelea cuando te diga que va a encontrarse con sus amigos.

Aleja de ti los pensamientos relacionados con la infidelidad: Si estás constantemente pensando en ello, imaginando cómo fue y martirizandote con detalles, no sólo estarás lastimándote de continuo, sino que será imposible que avances y superes ese episodio. Lo mejor es rechazar esos pensamientos: cada que vengan a ti, sé consciente de ello y opta de manera firme por no regodearte en ellos.

No pidas detalles: Una cosa es hablar de lo que detonó la infidelidad e incluso de las circunstancias en la que se dio (eso puede ser hasta recomendable, de esa manera le quitarás interés al tema), pero otra muy diferente es pretender que tu pareja te haga una radiografía de toda la historia. No lo hagas, solo te lastimará y va a ser mucho más complicado borrar de tu mente el engaño.

Disfruta de tu relación: Finalmente, disfruta de tu relación. Pero no te permitas hacer de su vida, tu vida. Si caes en este tipo de actitudes, tu visión del mundo, tu actitud para con éste y tus expectativas sobre él dependerán de las de tu pareja, anulando todo lo que eres y puedes aportar a su vida.

Si te gustó... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter


¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS VISTO? COMPARTE TUS COMENTARIOS


Top