Su pañal parecía betún de zapatos, la madre culpa al Ibuprofeno por lo sucedido

Puede que para ti sea evidente que darle este tipo de medicina a tus hijos es una imprudencia total, pero es importante que te des cuenta que no para todos los padres es tan fácil discernir sobre  esta clase de cosas y si tu compartes esta información antes de atacar con fuertes comentarios a la madre que valientemente dio su testimonio, puedes estar ayudando a muchos a conocer un tema que puede poner en grave riesgo la salud de sus hijos.

Alguna vez escuche decir a alguien que el menos común de los sentidos, es el sentido común ya que lamentablemente poco lo usamos a la hora de decidir cuál es la mejor de las opciones que podemos tomar para resolver algún problema. Por supuesto, darle a un bebé cualquier tipo de medicamento es un desacierto si este no está previamente recetado por un médico, pero lo cierto es que miles de padres lo hacen pensando que es inofensivo.

Becky Adkinson, una madre canadiense, era de las que consideraban que el Ibuprofeno, conocido comercialmente en algunos países bajo el nombre de Advil, era totalmente inofensivo ya que lo usaba continuamente para aliviarse ella misma y los otros miembros de su familia, dolores de cabeza, fiebre, dolores musculares, etc. por lo que cuando su bebesita de diez meses de edad llamada Alba comenzó a irritarse y manifestar los típicos síntomas de la salida de los dientes, no vio nada de malo con darle una capsula de dicho medicamento para ayudarle a sobrellevar las incomodidades.

Lo bueno fue que resultó, la nena a los pocos minutos estaba más calmada y tranquila, el medicamento le había quitado el dolor, pero lo malo fue que los verdaderos problemas comenzaron al otro día cuando la madre le cambió el pañal a la bebé.

Al quitárselo, se sorprendió muchísimo al ver que las heces eran completamente negras y parecían una pasta, por supuesto supo de inmediato que algo estaba mal y llamó a la línea de atención de emergencias, donde un  operador le aconsejó llevar a su hija lo antes posible a un centro asistencial.

En el hospital sometieron a varias pruebas a la bebé y los médicos pronto diagnosticaron que el extraño color de su popo obedecía a un sangrado intestinal que se le había presentado a la pequeña, por lo que procedieron a indagar con la madre si la niña había comido algo que le produjera úlceras en su sistema digestivo. Tan pronto ella mencionó el medicamento, fue claro para los doctores que este había sido el responsable de crear una especie de heridas sangrantes en su estómago.

Añade también que nadie se debe auto-medicar y que mucho menos debemos darle a nuestros hijos medicina sólo porque a nosotros nuestros padres nos la dieron o porque un vecino se la da a su hijo, el único con conocimiento suficiente para recetar a nuestros niños, es un médico.

Por supuesto, no demoró en comunicarse con la empresa fabricante del medicamento para informarles sobre lo sucedido con su hija y pedirles que pongan en los empaques advertencias más llamativas sobre la edad requerida para tomar el fármaco.

Por su parte la empresa ha dicho que si bien el Advil puede producir sangrado intestinal luego de una sobredosis o por el uso permanente y prolongado del mismo, el Ibuprofeno es una sustancia segura, añadió que el caso de la niña es completamente aislado y que la severidad de las consecuencias presentadas luego de la ingesta posiblemente se debieron a una hipersensibilidad por parte de la bebé a alguno de los componentes del medicamento, por lo cual concluyeron no tener ninguna responsabilidad en lo ocurrido.

La pequeña Alba tuvo que seguir un fuerte tratamiento para intentar reparar los daños ocasionados en su estómago luego de que su madre le diera una píldora de ibuprofeno para calmar el dolor en sus encías causado por la salida de sus primeros dientes, al cabo de unos meses logró recuperarse del todo.

Hoy es una nena muy sana y alegre y Becky, su madre, se siente aliviada de que el asunto no haya dejado más secuelas y que se hubiera podido superar, eso si no pierde oportunidad para advertirle a los padres que tienen niños pequeños que se abstengan de usar dicho medicamento, sabe que entre todos podemos ayudar a prevenir situaciones lamentables en hogares propios y ajenos.

Con información de: coolcloud.co

Si te gustó... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter


¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS VISTO? COMPARTE TUS COMENTARIOS


Top