Padece de cáncer y su cuñada hizo el acto de amor más grande del mundo por ella

Ser madre es una de las ilusiones más grandes de muchas mujeres. Sin embargo, eso en ocasiones, no puede ser posible, debido a que la mujer puede enfrentar distintas dificultades para poder concebir.

Así le pasó a Amanda Patterson, una mujer de 33 años que, debido a que fue diagnosticada con cáncer de colon, le era imposible embarazarse. Sin embargo, convertirse en madre era una de sus mayores ilusiones.

Rachel Wilcox, de 32 años, estaba con su cuñada Amanda Patterson, de 33, cuando le diagnosticaron cáncer de colon en etapa tres y le dijeron que no podía tener una familia.

No obstante, Rachel, su cuñada, realizó el acto de amor más puro y sincero: dar a luz a su propia sobrina después de que su cuñada quedara infértil debido a su estado de salud.

De acuerdo a Daily Mail, Amanda, Rachel Wilcox, está casada con el hermano de Amanda, Micah y se ofreció voluntariamente para ser una madre sustituta después de que su médico la sugiriera en un control.

“Sus palabras se quedaron en mi cabeza. Después de discutirlo con Micah, se lo sugerí a Amanda y Reid “, explicó la ahora madre.

Gracias a la buena voluntad de su cuñada, es que ella aceptó y ahora tienen el bebé que tanto deseaban Amanda y su pareja.

“Afortunadamente, aceptaron y ahora tienen a Adalyn Rae, el bebé que anhelaban. Ver el vínculo inmediato entre madre e hija entre Amanda y el bebé fue increíble”, dijo.

El emotivo nacimiento

Rachel dio a luz a un hermoso bebé al que llamaron Adalyn Rae Patterson. Amanda y Reid fueron los encargados de elegir el nombre del pequeño. El bebé ahora tiene 4 meses de edad, ya que llegó al mundo el mes de septiembre del 2017.

Rachel dijo: “Tengo un vínculo increíble con Adalyn, pero ella no se siente como mi hijo. Ella es parte de mi historia, pero tengo una conexión con ella que es diferente a la de mis propios hijos.

Cuando la vi por primera vez con Amanda, pude ver ese vínculo madre-hija de inmediato, y eso fue muy hermoso”, dijo.

Amanda, quien describió a su cuñada como “el ser humano más desinteresado que conozco”, quedó devastado después de la cirugía para extirpar su tumor y su tiroides, donde el cáncer se había extendido, seguido de quimioterapia y radioterapia, la dejó infértil.

Rachel continuó: “Después de hablar con mi esposo, envié a Amanda y Reid dos largos mensajes de texto al día siguiente, diciéndoles que mi oferta era genuina.

“Al principio, dijeron que nunca podrían pedirme eso, pero les dije que era una persona ideal para hacerlo”.

Una vez que las dos parejas aceptaron continuar, eligieron la subrogación gestacional, en la que el bebé no está genéticamente relacionado con el sustituto.

Esto implicaba tener el óvulo de Amanda inseminado por los espermatozoides de Reid e implantarlo en el útero de Rachel.

Cuando el bebé nació, Amanda se sintió la mujer más afortunada del mundo, ya que el acto que su cuñada realizó por ella, es definitivamente, admirable:

‘Cuando nació Adalyn, era la sensación más mágica, era totalmente perfecta. Habíamos esperado ese momento por tanto tiempo y pensamos que nunca llegaría”, dijo emocionada.

Fui el primero en abrazarla y fue increíble tener el tiempo de piel a piel, se sintió tan bien: “Nuestra gratitud a Rachel es interminable, y algo que sentiremos por el resto de nuestras vidas.

Rachel está dispuesta a embarazarse de nuevo si su cuñada se lo pide

“Por el momento, Amanda y Reid se están concentrando en ser buenos padres para ella, pero, si alguna vez quieren un segundo hijo, felizmente seré su sustituto de nuevo”, dijo Rachel.

No obstante, no sería la única vez a la que Rachel se sometería a realizar la misma situación, ya que reveló que si Amanda desea ser madre por segunda vez, con gusto prestaría su vientre de nuevo.

“Ofrecerse a hacerlo nuevamente demuestra que es una persona increíble”.

Solo unos años antes, Amanda había temido que el cáncer le hubiera robado la oportunidad de convertirse en madre.

Ella continuó: “En la primera conversación que Reid y yo tuvimos para casarnos, hablamos sobre no poder tener una familia debido a mi cáncer, así que cuando Adalyn vino fue una revelación.

“No hubiéramos perdido su nacimiento por el mundo. Fue realmente importante que estuviéramos allí para cada momento.

“Queríamos que fuera lo más parecido posible a un nacimiento natural, para que los dos lo experimentemos como si fuera el bebé”.

Y ahora, Amanda y Reid pueden tener la oportunidad de darles a sus bebés un hermano o una hermana, gracias a la humildad desinteresada de Rachel.

Ella dijo: “Le dije a Amanda que, en el futuro, si alguna vez quisieran hacerlo otra vez, para darle a Adalyn un hermano o hermana, estaría dispuesta y capaz.

“Para ellos tener una familia propia es más importante que mis propias necesidades y comodidades”

Amanda dijo: ‘No puedo creer que esté dispuesta a hacer esto de nuevo por nosotros.

“No lo hemos pensado mucho, ya que actualmente nos estamos enfocando en Adalyn, pero es una opción para el futuro.

Amanda comentó que cuando su hija crezca, le darán a conocer la historia de cómo es que llegó al mundo: “A lo largo de la vida de Adalyn, le explicaremos lo increíble que su tía Rachel hizo por ella y por nosotros. Se ha sacrificado tanto y nunca podremos pagarle”, dijo Amanda.

Sin duda alguna, uno de los actos de amor más grandes que pueda una persona realizar por otra de manera desinteresada. ¿No lo crees?

Si te gustó... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter


¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS VISTO? COMPARTE TUS COMENTARIOS


Top