Mujer de 41 años queda embarazada de trillizos y…

Parecía imposible, pero la vida siempre nos sorprende, algo que vivió en primera persona Kimbery Fugate, cuando, a los 41 años, quedó embarazada de trillizos.

Kimbery ya tenía una hija de 10 años y no planeaba quedarse embarazada ni creía que podía quedar en estado de nuevo, pero el ultrasonido decía otra cosa. Todavía más increíble fue que el médico les dijera que se trataba de trillizas idénticas.

Parecía que todas las sorpresas estaban servidas para Kimbery y su marido Craig. No obstante, nueve meses después les esperaba el mayor shock de todos… Ni siquiera el médico podía explicarlo.

Eran bien conscientes de que los embarazos a tan avanzada edad conllevan riesgos y complicaciones médicas.

Pero finalmente, sus preocupaciones sustituyeron la anticipación de la llegada de sus hijas. La familia Fugates empezó a prepararlo todo hasta el más mínimo detalle.

Se mudaron a una casa más grande y se prepararon para la llegada de las tres niñas.

Nueve meses después, llegó el día del nacimiento y, tras horas de parto, Kimberly finalmente tenía a tres pequeños bebés entre sus brazos. ¡Era un auténtico milagro!

Pero nadie estaba preparado para el hecho de que no todo había terminado.

El médico de repente gritó: “¡Hay más pies!“.

Todos se quedaron en aliento. Hoy, Kimberly y Craig no iban a irse a casa con trillizas, sino con cuatrillizas

Nadie se lo esperaba, ni siquiera el médico. ¡Parece que uno de las bebés, había estado escondiéndose detrás de su hermana durante los ecografías!

El nacimiento fue extremadamente inusual. Las probabilidades de concebir cuatrillizos de forma natural es de 1 entre 729.000 y que además sean todas idénticas roza lo imposible.

“Soy la mamá más bendecida del mundo”, dijo Kimberly a Newsocracy.

Las bebés se quedaron en el hospital por varios meses mientras se terminaban de desarrollar todos los órganos de las pequeñas, hasta finalmente pudieron irse a casa.

Ahora viven felices con su mamá, papá y hermana mayor.

“No puedo imaginarme la vida sin estas bebés. Han traído tanta alegría, no sólo a mi vida y a la de mi familia, también a la comundiad”, dice Kimberly.

¡Mira cómo crecen estos pequeños milagros!

Si te gustó... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter


¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS VISTO? COMPARTE TUS COMENTARIOS


Top