Julian Gil al fin se practicará la prueba de ADN

Por orden de un juez asistirán al Instituto de Ciencias Forenses este 4 de enero para que les tomen una muestra de sangre y el resultado determinará si el niño de once meses es hijo o no del actor argentino.

Este 4 de enero de 2018 a las 10 de la mañana Julián Gil y Matías Gregorio acudirán al Instituto de Ciencias Forenses, ante la perito en Genética Mariana Ruiz Hernández, para realizarse la prueba de ADN y saber si el pequeño de once meses es o no hijo del actor argentino.

El 23 de noviembre de 2017 el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México asignó al Instituto de Ciencias Forenses como el encargado de realizar la prueba de paternidad, aunque aún se desconoce el tiempo que tardará en dar a conocer el resultado: “Ya nos tendrán que informar, no sé si sean dos o tres semanas o hasta cuatro, supongo que ese día (4 de enero) nos dirán cuándo debemos regresar”, explicó en su momento el actor de 45 años de edad.

Los resultados de la prueba de ADN serán entregados por la perito Mariana Ruiz Hernández a los Juzgados Séptimo de lo Familiar, donde Marjorie de Sousa y Julián conocerán los resultados. Hasta el momento, y de acuerdo a lo declarado por los actores, ambos reconocen a Matías como hijo propio.

Pero la historia de esta prueba pericial se remonta a marzo de 2017, cuando Marjorie de Sousa solicitó ante los Juzgados de lo Familiar que Julián Gil se sometiera a una prueba de ADN para comprobar el parentesco con Matías Gregorio: “Nosotros promovimos el examen porque la señora Marjorie Lissette de Sousa Rivas la ha solicitado desde el primer día del juicio”, acotó la licenciada Alma Pellón, abogada defensora de la actriz venezolana. En esa ocasión el juez le negó dicha solicitud, que se hizo en el marco de las demandas cruzadas entre los miembros de esa expareja de actores para definir la pensión alimenticia y los horarios de visita al menor, luego de que se separaran a las pocas semanas de nacido el bebé.

Fue entonces que Julián Gil promovió un juicio de Nulidad de Paternidad. Una de las pruebas que solicitaron entonces consistía precisamente en un examen de ADN para comprobar que el pequeño, de ahora 11 meses de edad, es su hijo: “Estoy seguro de que Matías es mi hijo, pedí la prueba de paternidad para confirmar, igual que Marjorie, que él es hijo mío”, declaró en su momento el actor.

Julián Gil ha declarado consistentemente que busca zanjar cualquier duda respecto a su paternidad sobre Matías y defender el derecho del menor (previsto en las leyes mexicanas) a conocer sus orígenes: “Básicamente lo que he estado pidiendo y que él tenga, como dice la Constitución Mexicana, es el derecho de saber cuál es su origen”.

Luego de que Julián solicitara esta prueba pericial, el equipo de abogados de Marjorie de Sousa interpuso sendas denuncias penales en contra del argentino por, dijeron, violencia intrafamiliar e incumplimiento del pago de la pensión alimenticia. Julián, entonces, contraatacó:

El 12 de octubre de 2017, en conferencia de prensa con sus abogados penalistas, Julián dijo que no estaba dispuesto a negociar nada después de que Marjorie y sus abogados le pidieron desistir de la prueba de paternidad para que ellos se desistieran de las denuncias criminales, y aseguró que los resultados de la prueba de ADN se harán públicos en cuanto los tenga en sus manos.

Y aunque Marjorie fue la primera en pedir la prueba de ADN, la actriz se mostró ofendida cuando Julián Gil insistió en el tema: “¿Qué hacemos aquí?, no entiendo, si dice que está seguro de que es su hijo, y se presenta y vuelve a llorar…”, dijo la actriz venezolana de 39 años de edad, apoyada por su abogada Alma Pellón: “El demandado es el niño, Matías, Marjorie está aquí en representación legal de él”.

Consecuencias legales de la prueba de ADN

El bufete de abogados que defiende a Marjorie de Sousa explicó que, en caso de resultar el padre biológico, Julián Gil podría perder todos los derechos sobre Matías, si Marjorie así lo decidiera: “Esa es una decisión que tendrá que tomar la señora, pero el día que tuvimos la audiencia en la cual se decretó el examen de la prueba de ADN, el juez fue muy claro, y les dijo que lo que se estaba haciendo en ese juicio era lo más duro y lo más delicado que podía existir en Derecho Familiar y les preguntaron, tanto al señor Julián Gil como a su abogado, que si él ya le había explicado a su cliente la gravedad de lo que estaba solicitando y si le había explicado cuáles eran las consecuencias, a lo cual ambos dijeron que sí y por eso estamos en esto”, informó el abogado Orlando Padilla en conferencia de prensa.

En caso de que la prueba resultara negativa y Julián Gil no fuera el padre, el actor de 45 años ha interpuesto ya una serie de denuncias penales contra Marjorie de Sousa que buscan, entre otras cosas, que ella le devuelva hasta el último dólar de lo que se ha aportado para la pensión alimenticia del niño.

Si te gustó... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter


¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS VISTO? COMPARTE TUS COMENTARIOS


Top