Evita enojarte si quieres bajar de peso

Cuando tomas la decisión de bajar de peso, no creas que lo único que debes modificar es tu alimentación, pues las emociones juegan un papel fundamental para liberarnos de esos kilitos de más.

Por tal motivo debes mantener a raya el  enojo, en parte eso te ayudará a perder el peso que deseas. Por otro lado lo mejor es permanecer en calma y entender que el proceso para adelgazar es algo progresivo, así que no te presiones por querer un cambio de un día para otro, esa situación solo te traerá frustración a tu vida y eso es algo negativo.

En la actualidad existen varios estudios que sugieren que además de la dieta y el ejercicio, es necesario aprender a manejar nuestras emociones, ya que con cada sentimiento se liberan ciertas sustancias que repercuten en nuestro organismo y por ende en nuestro peso.

Por ejemplo, el estrés crea cambios en el metabolismo y hace que el cuerpo en lugar de quemar la grasita únicamente la almacene, de esta manera todo lo que comamos se queda en el cuerpo.

Se ha encontrado que las personas que no logran bajar de peso tienden a recurrir a la comida para “manejar sus emociones” como forma de defensa; mientras que las personas que han logrado su peso ideal tienen la habilidad de manejar sus emociones pero no a través de la comida, sino de otras alternativas como ejercicios de respiración y aceptación de la realidad.

Así que de ahora en adelante no te enojes con el mundo y menos con tu cuerpo, por el contrario, debes cuidarlo y amarlo porque con el enojo inconscientemente programas a tu organismo para que almacene la grasa y no desarrolle músculos.

La recomendación final, es que busques que ese peso ideal sea de acorde a tu edad, estatura, complexión y sobre todo que eso lo determine un especialista y no tú, pues debemos amar a nuestro cuerpo aunque no tenga las medidas de el de una modelo.

Si te gustó... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter


¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS VISTO? COMPARTE TUS COMENTARIOS


Top