Esta es la razón por la que a muchas personas les da cáncer anal y no lo saben

Existen otros tipos de problemas oncológicos como el cáncer de ano, que puede diagnosticarse y prevenirse de una manera simple. Este cáncer no es muy común, pero si puede ser agresivo por el lugar donde se encuentra, ya que es la parte más vulnerable del aparato digestivo donde termina el cólon, por donde pasan todos los desechos fecales y que tienden a infectarse cuando hay alguna herida o yaga.

En ocasiones, no solemos prestar mucha atención a determinados procesos de nuestro organismo. Vamos al baño y no nos fijamos demasiado en si nuestras heces son normales o si existe algún trazo de sangre o algún elemento poco usual en nuestro cuerpo.

A veces no se le hace caso cuando hay sangrado en el ano, sin embargo este es uno de los principales síntomas de este tipo de cáncer, que se suele confundir con las hemorroides, produciendo dolor en toda la zona.

Es una de esas enfermedades silenciosas que no presenta una incidencia tan elevada como el de pulmón o de mama, pero que, sin embargo, está ahí y debemos conocer.

Según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), el cáncer de ano representa el 1,9% del total de tumores relacionados con el tubo digestivo. A pesar de no ser una cifra muy elevada, hemos de saber que esta enfermedad ha aumentado en los últimos años debido a diferentes factores de riesgo como:

  • El tabaco
  • Beber alcohol en grandes cantidades y frecuentemente
  • La infección por el virus del papiloma humano (HPV)
  • Afecta en mayor grado a los hombres, pero a partir de los 50 años también es frecuente en el género femenino.

Un sacerdote llamado Fray Romano, elaboró una supuesta cura que elimina progresivamente este tipo de cáncer y se basa en lo siguiente:

Ingredientes:

  • ½ litro de miel de abeja
  • 2 hojas grandes de Sábila o Aloe Vera
  • 3 cucharadas de whisky, coñac, tequila o aguardiente (para usarlo como vaso dilatador)

Modo de elaboración:

  1. Lava bien las pencas de sábila o aloe y córtalas en trozos pequeños.
  2. Licua con los demás ingredientes (de la miel de abeja solo las dos terceras partes del litro).
  3. Ponlo en la nevera y toma esto tres veces al día por un mes, media hora después de cada comida.
  4. Repetir el tratamiento hasta que cure totalmente.

A medida que va avanzando en el uso de este remedio, va achicando la protuberancia o tumor canceroso, y no solo sirve para el ano, sino también para la próstata, el colon, la piel, y la leucemia.

Si te gustó... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter


¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS VISTO? COMPARTE TUS COMENTARIOS


Top