5 promesas que “algunos” hombres NUNCA cumplen

Son variados los motivos por los cuales hay promesas que los hombres nunca cumplen. Lo primero que hay que identificar es el tipo de hombre, ya que hay unos que sí suelen cumplir sus promesas, mientras que otros no las cumplirán por más sencillas que parezcan.

En primer lugar, debemos tomar en cuenta el tipo de hombre y podríamos clasificarlos de la siguiente manera:

El mujeriego

Son hombres cuya única motivación son sus hormonas. Lo que quieren es buscar a una mujer para satisfacer su instinto sexual. El mujeriego es un mentiroso compulsivo porque su necesidad de sexo es tan grande que las promesas y mentiras son unas de sus armas para alcanzar su fin. Te va mentir y te va a prometer cosas porque lo que quiere es estar contigo, una noche, cinco noches, un mes, un año. Te va a prometer cosas con tal de que cedas. ¿Cuál es la promesa que te hacen? Te juro que esta es la última vez que me voy con otra mujer. Te juro que es la última vez que te soy infiel. Esa es la gran promesa que hace que no la puede cumplir.

El seductor

Es otro prometedor por excelencia. El seductor disfruta de los pasos previos a lo que es la conquista en sí, porque es un experto en cortejo. Le encanta cortejar a las mujeres y su deporte es justamente es eso. Tal vez no tanto el tener a la mujer sino con todo lo que tiene que ver con el cortejo, con decirle cosas, con piropearla, con hacer que la mujer se sienta halagada.

Sabe cómo entrar suavemente en el interior de una mujer. Son encantadores de palabras. Le gusta encantarte, hacer magia con sus palabras. Y, por ejemplo, te prometen, te voy a hacer feliz para siempre. Soy el único hombre que vas a conocer de mis características porque te voy a hacer ver las estrellas, la luna y el sol todo junto en el mismo momento.

El parásito

El parásito puede llegar a ser muy amable y simpático pero usualmente buscará la forma de obtener algún beneficio de ti. Es el hombre que nunca tuvo las oportunidades o no las supo aprovechar. Pareciera como si la vida nunca le dio las oportunidades que se merecía. Son esos hombres que abusan económicamente de las mujeres o son ellas las que cargan con el mayor peso económico en la casa o de la relación. Ellos viven prometiendo, el año que viene a mí se me va a dar un negocio muy bueno y todo va a cambiar pero ese negocio nunca se da. Siempre es la misma promesa y la mujer sigue trabajando como un animal de carga y él sigue viviendo de ella.

El correcto

O mejor dicho, el hombre que nos parece correcto es aquel hombre que nosotras consideramos el ideal para ser compañeros de vida sin embargo también estos suelen hacer algunas promesas que nunca van a cumplir.

Una de las cosas más importantes en cualquier relación es cumplir las promesas. Cumplir las promesas genera confianza en la otra persona y es la base para establecer una relación sólida y duradera.

Promesas que los hombres nunca cumplen

Existen algunas promesas que muchos hombres, independiente de su condición pueden hacer y no cumplir. Veamos:

1.- Prometo contarte toda la verdad de mis sentimientos y emociones para mantenernos comunicados siempre. Aunque esto suena muy bonito y tierno la verdad es que los hombres son una caja de sorpresa y esta promesa nunca la cumplen porque hay sentimientos que él pueda tener que podrían afectar la relación entre ustedes.

2.- No pensaré en nadie más porque sólo me gustas tú.

3.- Prometo hacerte la mujer más feliz de esta tierra… tú serás para mí la primera prioridad, no abra nada ni nadie que se interponga en esto y para lo que tu necesites seré el primero en estar completamente disponible para ti.

4.- Prometo apoyarte en todas y cada una de tus decisiones (laborales, familiares, personales, etc) y ayudarte cuando tengas dudas sobre estas.

5.- Cuando prometen algo que deseamos escuchar: Este es quizás el caso más trágico de todos porque, como afirma Walter Hugo Ghedin en su libro “Tipos que huyen. Los hombres prometen pero no cumplen. Las mujeres esperan y desesperan”, las mujeres, involuntariamente, nos dejamos engañar porque después de los 30 nos desesperamos si seguimos solas y comenzamos desesperadamente a buscar a alguien, da lo mismo quién sea. Cuando logramos encontrar a ese alguien, nuestra ansiedad por formar familia o ser madres, nos juega en contra y nos creamos expectativas que no existen en la otra persona, comenzamos a ahogarlo y finalmente el tipo huye.

También en nuestro artículo ¿Por qué los hombres se van con otra mujer? Encontrarás información muy importante que seguramente te va a encantar.

Con información de: Guía Saludable

Si te gustó... ¡compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter


¿TE HA GUSTADO LO QUE HAS VISTO? COMPARTE TUS COMENTARIOS


Top